Crea tus propias ceremonias de cacao

A menudo, las relaciones se basan en un deseo genuino de conocerse, y trabajar con cacao no es una excepción. La mejor manera de conocer su cacao es sentarse con él todos los días y abordarlo con indagación.

Cómo crear tu propia ceremonia del cacao

Creando tu ritual

Muchas tradiciones chamánicas enseñan que las plantas tienen un nivel más alto de conciencia y al beberlas tenemos acceso a esos estados expandidos de conciencia. En Ora Cacao, no solo obtenemos y procesamos nuestro cacao de la manera en que lo hacemos para hacer cacao de gran sabor, también lo elaboramos intencionalmente para mantener el espíritu del cacao. Y nuestra forma favorita de desarrollar una relación con el cacao es crear un ritual con una taza de chocolate tibio para beber.

Puedes llevar un ritual de cacao a cualquier esfuerzo creativo de tu elección. Independientemente de la actividad, tomarse el tiempo para hacer una pausa, preguntar y escuchar es tan importante como el trabajo enfocado y orientado a la tarea que hacemos, y crear un ritual puede ayudar con esto. Es a menudo en los momentos de la ceremonia que podemos tener nuestros mayores conocimientos que nos permiten trabajar con claridad y eficacia.

Antes de ofrecer ceremonias a grupos grandes, recomendamos desarrollar una relación personal con el cacao para que comprenda cómo funciona la medicina en su cuerpo. Esto te ayudará a guiar a otros.

Cultivando una Relación con el Espíritu del Cacao

A menudo, las relaciones se basan en un deseo genuino de conocerse, y trabajar con cacao no es una excepción. La mejor manera de conocer el cacao es comenzar a sentarse con él a diario y abordarlo con indagación.

Cuando bebe cacao, puede hacerle cualquier cantidad de preguntas al cacao. Algunos buenos para empezar son:

¡Hola! Tengo curiosidad por ti. ¿Puedes enseñarme sobre ti?
¿Qué necesito saber para compartirte en la ceremonia?

Puede o no recibir una respuesta inmediatamente. Las plantas tienen una noción del tiempo diferente a la de los humanos, por lo que a veces la percepción llega días después. Sólo presta atención y sé paciente.

También puedes acercarte al cacao con el trabajo personal que estás haciendo, que es una forma en la que al cacao le encanta trabajar con nosotros. Por ejemplo:

Así que realmente estoy luchando con esto... y necesito ayuda con eso. ¿Puede usted ayudar?

Estoy trabajando en esto... y necesito una nueva visión o claridad. ¿Cómo puedo ver esta situación de manera diferente?

La especificidad siempre mejora los resultados. Cuantos más detalles entres en cualquier trabajo personal, más claro será el resultado.

O bien, puede trabajar con cacao para invitar a nuevos comienzos, expansión o misterio a su día. Una de mis cosas favoritas para pedir cacao es más magia en mi vida. Independientemente de lo que pida, por lo general me siento más ligero después de llevar mi pedido al cacao, sabiendo que ya no estoy solo en esto, también tengo un espíritu de planta que me cuida.

Cuatro rituales de cacao accesibles

Ya sea que tenga 10 minutos por la mañana o una tarde tranquila, vale la pena hacer una pausa para el ritual del cacao.

  • Abeja ocupada (10 minutos o menos)

    Cuando el tiempo es limitado, me gusta aportar más intención a mi proceso de elaboración del cacao. Puedes poner una de tus canciones favoritas, más meditativa si quieres inspirar una sensación de calma o más optimista si quieres un comienzo con más energía. Dale presencia al proceso de elaboración del cacao usando tus sentidos. ¿A qué huele? Note los sonidos de verter el agua y sienta el calor de la taza mientras la sostiene en sus manos. Cuando esté listo para beber su cacao, primero haga una pausa y sostenga la taza contra su corazón sintiendo el calor, y con una sonrisa en sus labios, establezca su intención para el día sabiendo que se está infundiendo en su taza de cacao.

  • ritual de movimiento

    ¡Encuentra una lista de reproducción que te encante y haz tu cacao con la intención de mover el cuerpo y divertirte! Da gracias al cacao por su medicina para el corazón y toma tu primer sorbo. Pídele a cacao que te muestre cómo moverte con presencia como nunca antes, y configura tu temporizador en 15 minutos (también ayudará encender tu teléfono en el avión). Muévete al ritmo de la música y concéntrate en tu respiración ~ fíjate si quieres irte y anímate a seguir bailando hasta que se acabe el tiempo. Escribir en un diario durante 5 minutos sobre su experiencia y observaciones, y escribir sobre su gratitud por el cacao puede ayudarlo a cerrar el ritual.

  • Amante de la naturaleza

    Haga su cacao y póngalo en un termo, y luego busque un lugar tranquilo en la naturaleza. Puedes comenzar ofreciendo un poco de cacao a un árbol o planta cercana como símbolo de gratitud. Puedes sorber tu cacao mientras caminas, invitando a una sensación de apertura al notar los colores a tu alrededor, observar los animales que se cruzan en tu camino y cualquier aroma de la flora local. Puede encontrar que su percepción se expande y una sensación de tranquilidad impregna su ser.

  • Ceremonia con amigos

    Utilice el mismo proceso para el ritual de cacao de la mañana. Una vez que el cacao esté preparado, siéntense afuera y uno frente al otro. Muele, da gracias, comparte tus intenciones y toma tu primer sorbo juntos, anclando tus intenciones en tus células. Luego, por cada sorbo subsiguiente, comparte algo por lo que estés agradecido. Continúa hasta que termines tu taza.

Compartiendo Cacao en Ceremonias Grupales

Decidir compartir cacao con otros en una ceremonia es un viaje personal, y parte de nuestra misión es educar y capacitar a las personas para que construyan conexiones profundas y nutritivas con sus comunidades a través del cacao.

La profundidad de su trabajo con el cacao ANTES de comenzar a ofrecer ceremonias es la raíz de la medicina. Aquí es donde obtienes la autoridad para dirigir hábilmente la ceremonia. Al compartir cacao con grupos, usted asume la responsabilidad de ser un guía y antes de que pueda hacerlo, es importante una relación profunda.

Creemos que depende de la discreción de cada persona si se siente lista para compartir cacao con otras personas en grupos grandes y cuándo, y el cacao suele ser una guía para usted en este proceso. Si ha estado trabajando con cacao regularmente y comienza a sentir el deseo, el empujón o la visión de compartir el cacao en una ceremonia grupal, es probable que este sea el cacao que le está hablando. Recomendamos sentarse con cacao regularmente para hacer preguntas y comprender si el espíritu del cacao desea compartirlo con los grupos. También puede solicitar orientación sobre cómo compartir el cacao y con quién.

Hemos desarrollado las siguientes preguntas de indagación para ayudarlo a aclarar sus deseos e intenciones de compartir cacao con otras personas más allá de sus amigos y familiares inmediatos.

cacao 101

¿Sabes de dónde viene el cacao?

¿Qué sabes de la historia del cacao?

¿Cómo se hace el cacao?

¿Qué lo hace ceremonial?

¿Por qué la gente se reúne en las ceremonias del cacao?

Explotación espacial

¿Tienes una práctica personal comprometida que te ayude a sentirte centrado y anclado?

¿Esta práctica te ayuda a sentirte capaz de tener espacio para ti mismo?

¿Esta práctica te ayuda a sentirte capaz de tener espacio para los demás?

¿Te sientes cómodo manteniendo espacio para los demás y quieres hacer eso?

tu porque

¿Por qué quieres compartir el cacao con los demás?

¿Cuál es su conexión personal con el cacao?

¿Ha recibido alguna comunicación del espíritu de Cacao sobre compartir cacao con otros?

¿Te sientes conectado con el cacao como aliado?

¿De dónde viene tu deseo de compartir el cacao?

¿Cómo imaginas que fluirá la ceremonia? ¿Qué actividades o experiencias quieres compartir y por qué?

¿Sientes que estás apurado? ¿De dónde viene este deseo?